Tenzin Delek Rinpoche

Edad:
Resumen: Líder de la comunidad altamente respetado, defensor de la identidad y la cultura tibetana
Cargo: Acusaciones falsas
Sentencia: Sentencia de muerte con indulto de 2 años, conmutada a cadena perpetua
Prisión: Desconocida
Estatus: Muere en prisión el 12 de julio 2015

Tenzin Delek Rinpoche

El 12 de julio de 2015, Tenzin Delek Rinpoche muere en una prisión china. La Red Internacional del Tíbet emitió una declaración el 13 de julio.

“No soy culpable, por favor, pidan justicia para mí … reúnan a todas las personas y hagan todo lo posible para ayudarme a revocar el veredicto”.

Tenzin Delek Rinpoche, un líder religioso tibetano muy respetado, estuvo encarcelado durante más de 13 años, cumpliendo cadena perpetua por un delito que no cometió.

Durante su encarcelamiento, Tenzin Delek Rinpoche se encontraba muy mal de salud, con problemas cardíacos y de hipertensión arterial.

Tenzin Delek Rinpoche fue encarcelado injustamente. Su «crimen» había sido dedicar su vida a ayudar a su comunidad, trabajando incansablemente para preservar la identidad, la cultura y el medio ambiente tibetanos. Fue perseguido por su apoyo al Dalai Lama, su promoción del budismo tibetano y su trabajo de desarrollo cultural y social en Tíbet.

Antecedentes: Como un venerado líder religioso, Tenzin Delek Rimpoche fue un defensor visionario y firme defensor de la identidad y la cultura tibetana. Nacido en 1950 en Lithang, Kham, al Este de Tíbet, se integró al Monasterio Lithang a la edad de siete años. Durante años, trabajó para desarrollar instituciones sociales, médicas, educativas y religiosas para los nómadas tibetanos de la zona, así como un defensor de la conservación del medio ambiente frente a los proyectos de explotación forestal y minera indiscriminada, así como un mediador entre tibetanos y chinos.

Debido a la influencia de Tenzin Delek Rimpoché en su comunidad y sus esfuerzos para preservar la identidad tibetana, las autoridades chinas lo veían como una amenaza a su control en la región. En el transcurso de una década, fue objetivo de un intenso acoso e intimidación por parte de las autoridades chinas.

Young exile Tibetans at a Tenzin Delek Rinpoche

En abril de 2002, Tenzin Delek Rimpoche y su pariente lejano, Lobsang Dhondup, ex monje, fueron detenidos por las autoridades chinas. Ambos fueron acusados ​​de haber participado en atentados y explosiones.

El 2 de diciembre de 2002, Tenzin Delek Rimpoche fue condenado a muerte con una suspensión de dos años. Lobsang Dhondup fue condenado a muerte inmediata y ejecutado poco después. Después de una intensa presión internacional, la sentencia de Tenzin Delek fue conmutada a cadena perpetua el 26 de enero de 2005.

De acuerdo a Human Rights Watch, el caso de Tenzin Delek Rimpoche, “fue la culminación de una década de intentos por las autoridades chinas para frenar sus esfuerzos de fomentar el budismo tibetano, su apoyo al Dalai Lama como líder religioso, así como su trabajo para desarrollar instituciones tibetanas sociales y culturales. Sus esfuerzos se habían convertido en un punto focal para los tibetanos que luchan por retener su identidad cultural frente a las políticas restrictivas de China y su continua persecución de las personas que intentan traspasar los límites aceptados de la expresión cultural y social».

Group protest regarding Tenzin Delek Rinpoche's imprisonment

La oposición internacional por el caso de Tenzin Delek Rimpoche llevó a las autoridades chinas dar garantías de que tanto él como Lobsang Dhondup recibirían un nuevo juicio a fondo.

A la espera de la audiencia de apelación en 2003, Tenzin Delek Rimpoche dijo: «Soy completamente inocente … Siempre he dicho que no debemos levantar la mano a los demás. Es ilícito…… no he distribuido cartas ni panfletos, ni he colocado bombas en secreto. Ni siquiera he pensado en esas cosas y no tengo ninguna intención de hacer daño a los demás».

Sin embargo, el 26 de enero de 2003, el Tribunal Popular Superior de Sichuan confirmó la condena de muerte de Lobsang Dhondhup y dos años de suspensión de la pena de muerte de Tenzin Delek Rimpoche. Lobsang Dhondup fue ejecutado el mismo día

Después de dos años de apoyo de miles de personas en todo el mundo, el 26 de enero de 2005, las autoridades chinas conmutaron la sentencia de muerte de Tenzin Delek Rimpoche a cadena perpetua.

Los esfuerzos locales para lograr la liberación de Tenzin Delek Rimpoche estuvieron en curso desde al menos abril de 2007. En noviembre de 2009, un grupo de familiares y amigos de Tenzin Delek Rimpoche viajaron a Beijing para solicitar una nueva revisión del caso, sobre la base de tres puntos: que no había ninguna prueba en contra de Tenzin Delek, que él se negó a admitir alguna culpa y que se le incriminó en un complot oficial.

Tenzin Delek  le dijo a un miembro de su familia durante una visita a la prisión: «Yo no soy responsable de estas explosiones ni de cualquier otra acción ilegal, ellos han imputado esto en mí, siempre he enseñado a la gente que uno no debe dañar ninguna vida, ni siquiera la de una hormiga, ¿cómo podría entonces ser responsable de tal acción? Si es posible apelar, hay esperanza de que se puedan borrar todos los cargos».

Se instó a los demandantes regresar a Chengdu, la capital de la provincia de Sichuan. La población local en la zona de la casa de Tenzin Delek se entero de la visita a Beijing de los demandantes y decidieron tomar medidas. Durante varios días, decenas de tibetanos dentro y alrededor de la aldea de Tenzin Delek se reunieron pacíficamente y mantuvieron una huelga de hambre en apoyo a su líder espiritual encarcelado; hubo numerosas palizas propinadas por la policía y hasta 90 confirmaciones de tibetanos arrestados, quizá algunos de ellos aún están detenidos.

La primera vez que Tenzin Delek Rimpoche estuvo bajo estrecha vigilancia del gobierno chino fue después de su regreso de India a Tíbet en 1987.

A su regreso, las autoridades chinas comenzaron a obstruir sus esfuerzos de desarrollo social y religioso. Pero él no se dejó intimidar. Cuando se enfrentó a las objeciones del gobierno de construir un nuevo monasterio, Tenzin Delek Rimpoche viajó a Beijing y obtuvo el permiso oficial del 10º Panchen Lama. Entre 1991 y 1995 construyó siete monasterios y supervisó la construcción de una residencia de ancianos y una escuela para huérfanos y niños de familias pobres.

Tenzin Delek Rimpoché era muy consciente de la importancia del equilibrio ecológico en el frágil medio ambiente de Tíbet. Habló acerca de las prácticas mineras que contaminan las áreas de ríos y arruinan el suelo, así como de las prácticas de explotación que podrían causar inundaciones y erosión del suelo, así como la caza indiscriminada que puede conducir a la pérdida de especies. La concientización de Tenzin Delek Rinpoche causó preocupación entre los funcionarios locales que las vieron como un obstáculo para las actividades de las que, según los informes, se beneficiaron personalmente. La disputa sobre un bosque local llevó a generar mayor prestigio a Tenzin Delek Rimpoche y aumentó su influencia monástica. Los residentes locales acudieron cada vez más a él para que les ayudara a resolver problemas, y el resentimiento de los funcionarios locales contra él se hizo cada vez más fuerte.

A finales de 1990 las autoridades chinas aumentaron la vigilancia en las actividades de Tenzin Delek Rimpoche y en junio de 2000 se registró la siguiente declaración: «Recientemente, fui llamado a la oficina de Asuntos Religiosos y Departamento de Trabajo del Frente Unido. … Me dijeron: «No pueden tener fotos del 14º Dalai Lama, del joven Panchen Lama, o fotos de usted mismo”. Y ellos me dijeron: «Las imágenes son cada vez más, y más,  y grandes, y ustedes no puede hacer eso. Y no puede tener el título de lama”. Les dije que … yo no necesito el título de lama; no necesitaba el título de monje, pero necesito los derechos de un ser humano».

Agradecemos a Human Rights Watch, International Campaign for Tibet y a High Peaks Pure Earth.

Copy link
Powered by Social Snap